31 mayo 2020

Ningún adiós es para siempre

Cuando uno se ha ido sin despedirse es difícil encontrar las palabras con las que volver. Lo único seguro es que siempre que no se está seguro de la huida uno deja la puerta medio abierta por si el miedo se apodera y necesitas regresar a donde siempre fuiste feliz. No recuerdo el momento donde dejé todo este caos, que poco a poco fue disipándose. Siempre lo relaciono con que abandoné la escritura cuando encontré la paz y la felicidad, supongo que la connotación no es triste, porque encontré lo que buscaba con las letras: respirar de nuevo.

Aquí pude construir ese pequeño rincón donde romperme la voz y deshacerme de todo lo que me pesaba día a día. Me deshice del dolor, la pena, la frustración, el amor y, a veces, incluso del mismo corazón que me ahogaba. La mejor parte fue encontrar un espejo donde reflejarme y la respuesta de miles de personas que se reunieron alrededor de mi duelo convertido en poesía. Ahora, que me he liberado del yugo, vuelvo más fuerte que nunca. He vuelto a conocer la felicidad en todas sus facetas y regreso para contar también lo que aprendí de ella tras el abismo. Solo quiero empezar diciendo que el abismo es un lugar de paso tan cruel como necesario.

Aventuro que el regreso también se debe a una necesidad incesante de recordar aquellos años en los que la escritura significaba algo más que lo que intentaba expresar. Para mí esos momentos era lo que para un pájaro significa volar, es la libertad absoluta por encima de todas las cosas. Por ello, os invito a quedaros para recordar y reinventar el futuro. Me despido con una frase que me ha acompañado todos estos años y jamás podré olvidar: “hogar es aquel lugar donde están los que siempre han soñado contigo”, y este es quizás uno de esos hogares a los que me refería en aquella reflexión.

Con amor,

Natalia.




15 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias por tu bienvenida. Siempre es un placer volver, Alfred.

      Eliminar
  2. Pasa que muchas veces dejamos de lado algo cuando otra cosa más importante nos ocupa, pero las habilidades nunca se pierden, como el escribir y expresar lo que sientes. Me alegro estés de regreso y con experiencias por contar.

    Dulces besos Naty.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es un placer volver y ver que algunas cosas no cambian, como tus comentarios en mis entradas. Muchas gracias por tus palabras. Es muy emocionante volver.
      Un saludo, Dulce.

      Eliminar
  3. Ningún adiós es para siempre y más sin en el corazón está viviendo por y para la poesía...
    Un saludo en la tarde.

    ResponderEliminar
  4. Esta cosa virtual, pienso, es un hogar, siquiera sea modesto, para muchos... No debemos confundirlo, ni mucho menos, con el mundo (hogar) real, pero sin duda este nos puede ayudar tambien a ser felices.
    Un saludo, amiga

    ResponderEliminar
  5. Ese abismo te ha enriquecido enormemente, Natalia. Es cierto que suele suceder eso que tu tan bien apuntas: "abandoné la escritura cuando encontré la paz y la felicidad", pero es realmente agradable leer y sentir tu manifestación de que has vuelto para contar lo que ha sucedido durante ese "abismo tan cruel como necesario". No podría yo estar más de acuerdo con esos dos motivos.
    Un abrazo muy fuerte, de lunes.

    ResponderEliminar
  6. Es una alegría verte de nuevo por aquí. Me alegro de tu vuelta y de que vuelvas a escribir. Me alegro de que lo vivido se haya tranformado en experiencia y en este feliz regreso... por aquí estaré...

    Abrazo de feliz reencuentro.

    ResponderEliminar
  7. hola, me ha encantado este post, he sido de lo mas interesante.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Natalia.

    Qué bonito leerte de nuevo y qué detalle que hayas pasado por aquí. Yo te echaba en falta, tiene algo balsámico tu escritura.
    Ahora soy yo la que cojo las riendas, porque como bien sabrás, el año pasado murió mi hijo y soy yo la que ahora estoy en duelo, sangrando por dentro. Me ha llevado a alejarme un poco porque aún estoy descubriendo a la mujer en que me estoy convirtiendo y creo que el blog "buscandomiequilibrio" no es el lugar donde vaciarme. En fin, me esperanza tu felicidad.

    Te abrazo fuerte, compañera.
    Esther

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Hermoso volver a leerte! Espero que sigas escribiendo y aquí estaremos para cada una de las facetas.
    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
  11. Te felicito por tu regreso, redactas genial y ahora has vuelto con todo, te va a ir muy bien en este retorno. Saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

    ResponderEliminar
  12. ¿Buenos dias, qué tal? Soy brasileño y estoy buscando nuevos seguidores para mi blog. Los nuevos amigos también son bienvenidos.

    https://viagenspelobrasilerio.blogspot.com/?m=1

    ResponderEliminar

Visita

Popular Posts

Colaboro en:

Blog Archive

Seguidores

Copyright © El abismo del poeta sin corazón | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com