domingo, 21 de agosto de 2016

Vivir para matarte

No entendiste que yo fui capitana y cobarde al mismo tiempo. 
Quería seguir tripulando un barco que ya no llevaba mi nombre con el miedo de un novato en su primer día de trabajo. No fui valiente nunca en el amor cómo iba a salvar a una tripulación entera de una tormenta que había creado yo. Me pediste algo que no tenía y te di algo que no necesitabas para ver si te saciabas con la nada para comprobar si te ahogabas con tu rabia, para saber si podías matarte con tu propio veneno.

Y comprobamos que no, que sobrevives a mil intentos de asesinato y a otros cuantos suicidios, que no soy yo sino la vida la que está en contra de que sigas devorando todo lo que tocas. Será por eso que dicen que "bicho malo nunca muere", pero es que tú no fuiste un simple bicho tú te convertiste en el monstruo que para ocultar su miedo se esconde debajo de la cama para no dejar dormir a quien lo acompaña.

Aunque no tuve cojones soñé con un mundo mejor, no me sacié con tu huida sino que esperé tu regreso para mostrarte que no me habías matado ni por fuera ni por dentro. Así es como acabé contigo.





14 comentarios:

  1. Hola!
    Como siempre me deleito con tus fragmentos, me ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Isabel, mil gracias por volver y leerme de nuevo, me alegra muchísimo que te haya encantado, eres un cielo, nos leemos pronto!

      Eliminar
  2. Muy intensas palabras, tienen esa rabia que sale en esos momentos en que te das cuenta que has estado perdiendo el tiempo en algo que no va a ningún lado.

    Dulces besos Naty y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. o en alguien que no ha sabido valorarte.
      Gracias por volver siempre, dulce, te espero de vuelta el domingo.
      Nos leemos pronto!

      Eliminar
  3. Me gustó ese ir y venir con las olas.

    ResponderEliminar
  4. ¡BONJOUR!
    Me alegra encontrar un blog de temática personal como este. Hoy en día parece algo difícil ja ja.
    Todo lo que escribiste me pareció muy interesante y espero tu próxima entrada.
    Para no perderme nada lo mejor es que me suscriba.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches cielo, la verdad es que sí pocos quedan en los que se refleje el corazón de quien lo escribe, ojalá los pocos que quedan nunca mueran.
      Me alegra muchísimo que hayas encontrado este pequeño rincón que para mí lo es todo, te espero el próximo domingo.
      Gracias por leerme y entenderme, nos leemos pronto Helena♥

      Eliminar
  5. Hola Natalia! Lo primero, muchas gracias por tu comentario en mi blog^^, y lo segundo, que yo también he decidido pasarme por el tuyo. "Yo fui capitana y cobarde al mismo tiempo". Me ha parecido muy bonito y lleno de sentimientos. Me encanta. Espero pasarme de nuevo prontito por aquí, un beso.
    P.G

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Paloma, de nada por nada me encanta leerte y comentarte es lo menos que puedo hacer. Me encanta que te haya gustado la frase, lo cierto que creí que habría pocas personas que comprenderían una frase tan simple y compleja al mismo tiempo como esa, me alegro que te haya gustado, mil gracias por pasarte y nos leemos muy pronto♥

      Eliminar
  6. Es que no hay ningún problema en ser cobarde: ¡qué manía! Seguro que el barco -un esquife, me imagino yo metafóricamente- no se la pegó solo por culpa tuya. Hay otros factores que nublan las decisiones de todo (buen) Capitán: las mareas, el influjo lunar, el exceso de ron o la niebla son algunos buenos ejemplos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero cuando un barco se hunde en mitad de la marea la culpa es siempre de quien lo controla y no hizo nada para evitarlo,
      gracias por leerme Holden!

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Muero al saber eso, gracias por leerme cielo! espero verte de vuelta♥

      Eliminar

Visita

Popular Posts

Colaboro en:

Blog Archive

Seguidores

Copyright © El abismo del poeta sin corazón | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com