sábado, 5 de septiembre de 2015

Caer contigo; levantarme sin ti

Concédeme el último baile,
la oportunidad de despedirme
antes de caer al abismo 
y alzar el vuelo.

Te prometo,
que en el último giro
antes de que la música calle
cuando te vuelvas para mirarme
ya no me podrás ver,
porque me habré ido.
Y la única manera de encontrarme
será en tu recuerdo,
porque no habrá otra solución 
para esta ecuación 
que nos hizo perder el tiempo.

Depositamos todos nuestros
sentimientos
en un callejón sin salida,
creímos que podríamos derribar 
ese muro de acero 
que nos impedía decirnos 
lo que siempre nos quisimos.
Pero la vida no cedió,
y nosotros 
después de estos dos inviernos
no nos quedaban fuerzas
para intentarlo hasta morir.

Le quito la oportunidad a la poesía 
de despedirte una vez más.
Esta vez soy yo,
la que, como alguien que te quiso,
te digo un adiós
con tanta ilusión como miedo.
Nos lo merecemos.


4 comentarios:

  1. Hay adioses que son mejores que empeñarse en algo que no va a ningún lado.

    Dulces besos Natalia y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por cada comentario. Nos leemos pronto. Un abrazo☺️

      Eliminar
  2. la verdad es que coincido totalmente contigo, hay veces que decir adiós, a la larga, se convierte en un alivio. me ha parecido una forma preciosa de expresarlo, me han encantado tus palabras.
    Un beso, espero leerte pronto
    P·G

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es toda una alegría poder leer comentarios como estos. El decir adiós conlleva muchísimo dolor, pero hay veces que nos merecemos desencadenarnos de las personas que no sacan lo mejor de nosotros mismos. Nos leemos pronto, un beso enorme cielo

      Eliminar

Visita

Popular Posts

Colaboro en:

Blog Archive

Seguidores

Copyright © El abismo del poeta sin corazón | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com