domingo, 5 de julio de 2015

Tiempo muerto

Mil poemas sin acabar,
versos que quieren gritar,
expresar el sinsentido de
unas estrofas que son pura soledad.

En cada rima
era posible visualizar
la impotencia de quien
era poesía
y estaba vacía.
El silencio de un corazón 
que se regía por la cantidad 
de letras que escribía.

La necesidad de parar
y que tus ganas te obliguen a avanzar. 
Un continuo quiero,
pero no puedo.

Olvidarte de respirar 
porque tu prioridad es continuar.
Pero llega un momento
que vas tan
tan rápido 
que se te olvida 
adónde quieres llegar.

Pero es que cuando ves
que estás matando el tiempo,
que inviertes en algo que no te llena,
y pierdes felicidad,
el corazón te susurra: Para.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Visita

Popular Posts

Colaboro en:

Blog Archive

Seguidores

Copyright © El abismo del poeta sin corazón | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com