domingo, 26 de abril de 2015

Vida compleja

Pasado mañana antes que mañana, mejor después que la próxima semana y como no, médico antes de nacer, electricista mejor que nada. La noche con permiso del día, el mejor telonero de una larga madrugada, que recibirá al peor de los inviernos alfombrando la llegada del mejor de los veranos, convertido a su vez en un árido desierto de esperanzas, proyectando espejismos de inmensos maravillosos lagos, tan irreales y confusos como la vida misma, tan faltos de agua como el mayor de los oasis.









-El hilador de sueños.-

0 comentarios:

Publicar un comentario

Visita

Popular Posts

Colaboro en:

Blog Archive

Seguidores

Copyright © El abismo del poeta sin corazón | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com