lunes, 23 de marzo de 2015

Ella: causa y consecuencia.

Ella es la causa de ese "nunca más"
que tanto me suplica el corazón.
Es la musa de mi hoja en blanco,
la que hace
que mis sábanas pierdan
el orden y
el norte.

Ella es el puente del que
se enamoran todos los suicidas,
es la botella favorita de whisky
del borracho del bar
de la esquina.
El último cigarro
de quien dejó el tabaco,
la calada más larga
y el humo más denso.
Es el salvavidas del naufrago perdido,
y el pirata del barco sin capitán.
La isla olvidada,
y a la vez más deseada.

Ella es poesía,
verso y
vocablo.
Ella es el "quiero y no puedo",
el "puedo y no quiero".
Ella es acción
y reacción.

La que nunca quiso
ver herido a nadie
y se interpuso entre la bala
y la víctima,
tantas veces lo hizo,
que acabó
rompiéndose la coraza.

Ella es la que se niega a volver
al lugar donde partió,
evitando así,
revivir lo que la mató.
Es la que anda sin destino,
porque hace suyo el camino.

Ella, causa
y consecuencia
de la historia
de un corazón
que dejó de latir.


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. mil gracias por todos tus comentarios, preciosa

      Eliminar
  2. Hay muchas frases muy lindas en este poema (tengo una tendencia un poco suicida y amo el whisky). Me gustó mucho. ¡Nos seguimos leyendo Nati! ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer haber podido leer tu comentario, me alegro que te haya gustado guapa. Nos seguimos ¡leyendo pronto!

      Eliminar
  3. ¡Guau! Me ha encantado este poema. Ella es el puente del que
    se enamoran todos los suicidas... ¡Buah! Grande. Muy grande. Me ha enamorado. Te seguiré leyendo.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Nora. Me encanta que te haya enamorado, espero volver a verte por aquí, un abrazo preciosa!!

      Eliminar

Visita

Popular Posts

Colaboro en:

Blog Archive

Seguidores

Copyright © El abismo del poeta sin corazón | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com