jueves, 5 de febrero de 2015

Próximo destino: El olvido

He visto a personas usar el amor como salvavidas,
y escucharlas después llorar porque se hundieron en un mar de dudas.
Las he visto morir por un amor que nadie creía
excepto ellos.
He visto a personas andar ciegas entre la multitud,
con medio corazón,
porque el otro medio se lo arrancó quien un día le juro amor eterno.


He comprobado que quien más ama,
quien más da, quien más adicto se vuelve a amar
es ese que acaba arrasado por fuego
y convertido en cenizas.


Todo aquel que se arriesga a volverse loco con una loca,
toda persona que prefiere amar a pensar
enamorarse a vivir
tiene como fin la soledad, el destierro a la tierra de quienes
lucharon por rescatar un corazón y acabaron hundidos en la  miseria que supone la derrota.


Que alguien me explique cómo amar con cabeza,
como ser feliz con corazón,
qué tengo que hacer para que vuelva a latir,
porque un día dejó de hacerlo por miedo a sufrir.


Soy una cobarde por tenerte miedo,
a ti
a tus besos
a tus te quieros
porque antes de que llegaras
hubo otro
otro que me hizo sentir libre
que me llevó a lo más alto
para después dejarme caer.

Conocí a quien me hizo
sentir
sonreír
y ser feliz.



Esta es la historia de quien quiso amar
sin precedentes
sin cobardías
sin miedo a caer en el precipicio
o tener como meta el olvido.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Visita

Popular Posts

Colaboro en:

Blog Archive

Seguidores

Copyright © El abismo del poeta sin corazón | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com