lunes, 2 de febrero de 2015

La diosa de las ruinas.



Díganme por favor quien era esa
que cada noche me quitaba el miedo a base de abrazos,
la que se paseaba por mi cuarto descalza,
con una camisa como vestido.
La que hacía que mi corazón estallara cada vez que la veía.

Ella era mi musa,
la protagonista de mis sueños
y la razón de mis desvelos.
Un día, sin previo aviso,
desapareció de mi cama,
ahora estará en otras haciendo suyo el colchón,
o acariciando pieles como quien pinta sobre un lienzo.
Queriendo conquistar los ojos de quien la mira,
regalándole un mundo nuevo
a cambio de un beso.

Si la han visto en otras camas díganle que vuelva
a la mía,
conmigo.

Que mi corazón no entiende que ya no está
que se fue sin más.
La razón le suplica que la olvidé
pero él sigue queriendo quererle
Y cuando arrancó las sábanas para llevárselas como vestido
me arrancó también el corazón.



1 comentario:

Visita

Popular Posts

Colaboro en:

Blog Archive

Seguidores

Copyright © El abismo del poeta sin corazón | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com