domingo, 8 de febrero de 2015

Dejó mudo a Sabina.

Suena Sabina mientras él mira al horizonte, desde su silla anticuada sueña con volar tan lejos como le lleve el corazón, se agarra la manga de su camisa celeste con impotencia al mismo tiempo que esas imágenes vuelven a su cabeza y Sabina canta para intentar llenar ese vacío que quedó en los pasillos de la casa cuando ella se murió.
Cierra los ojos con fuerza y desea abrirlos cuando toda la presión que siente en el pecho desaparezca. Busca una ilusión donde ya no queda nada, y pretende encontrar la solución “allí donde habite el olvido”. 
Bajó la cabeza y cuando se quiso dar cuenta todo lo que tenía a su alrededor había desaparecido, piensa que su sonrisa ya no será lo primero que vea al despertar.
Echa de menos cada lunar de su espalda,
esa manía suya por tomarse el café en la terraza.
Jamás volverá a oírla reír desde su ventana. 
Él escribía y ella era la musa que paseaba regalándole inspiración.
La imaginaba con su camisa, la que olía a él, pisando firme por el césped, buscando alguna rosa en el jardín,ignorando que ella era la más bella de allí.
Y es que se fue de repente, sin previo aviso la muerte le arrebató el corazón; se la llevó. El viento no acariciara su melena, ni sus ojos azules podrán presenciar otro atardecer más. Ella estaba muerta mientras él respiraba dolor. 
Se levantó de aquella silla intentando dejar su angustia junto al vaso con whisky que cada día decoraba la mesa ,y dando un lento paseo hacia el equipo de música dejó mudo a Sabina.


4 comentarios:

  1. Muy tierno y triste a la vez. Escribís muy bonito ♥
    Me quedo a seguir el blog. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa, mil gracias por tu comentario has hecho de este lunes un poco menos lunes.

      Que tengas un gran comienzo de semana ♥
      P.D: Yo también te sigo en tu blog, un abrazo

      Eliminar
  2. Eres muy buena, escribes espectacular y es un gusto leerte. "Dejó mudo a Sabina" es muy bueno. Y tiene la virtud de dibujarte esa media sonrisa, aunque la historia pueda contar algo triste que sucedió.

    Noodles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay perdona cielo, acabo de ver el comentario analizando un poco todas las entradas.
      Ya sabes que el placer es mío de ver la manera en la que sientes todo lo que escribo.
      Un abrazo y nos seguimos leyendo siempre.

      P.D: Tú también eres alguien genial que escribe cosas geniales. No dejes de hacerlo

      Eliminar

Visita

Popular Posts

Colaboro en:

Blog Archive

Seguidores

Copyright © El abismo del poeta sin corazón | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com